sábado, 20 de enero de 2007

CRITERIOS PARA UTILIZAR Y NARRAR CUENTOS ORALES Y ESCRITOS.




· EL CUENTO NARRADO.

Hay que tener en cuenta, como primer criterio, la importancia que tiene que al narrador le guste el cuento que a contar, que se sienta emocional o estéticamente implicado en él. Esta relación la percibe el niño/a y le incita a la curiosidad.

Es importante en esta fase de preparación del cuento, visualizar los personajes, ya que ayuda a la posterior descripción y transmisión de esa imagen a los niños/as.
Si el cuento tiene rimas, estribillos o repeticiones deben ser memorizados con fidelidad, pues estas formulas verbales son fundamentales para la implicación activa de los oyentes en el cuento.
Además de estos criterios generales, el maestro, a la hora de contar el cuento procurará:


· Usar un lenguaje claro y sencillo.
· Utilizar un estilo directo, evitando las introducciones del narrador en la reproducción de diálogos. Utilizará la entonación y modulación de la voz para la identificación de los distintos personajes.
· Utilizar onomatopeyas.
· Evitar la monotonía de la voz al contar el cuento, acentuando cadencias, matices, ritmos, entonación, etc.
· Permitir y fomentar la participación activa de los niños, invitándoles a intervenir en los estribillos, onomatopeyas, aventurando hipótesis sobre lo que sucederá a continuación, etc.
· Utilizar las formulas tradicionales de apertura y cierre.
· La audición debe realizarse en un clima lúdico, alegre y relajado. Puede acompañarse de la posibilidad de manipular el libro, simultáneamente o después, bajo el cuidado atento del adulto que valorará los cuentos como pequeños tesoros. Es importante que los libros deteriorados se retiren o arreglen cuanto antes.


· CUENTOS DE IMÁGENES.

Los libros de imágenes son básicos y totalmente imprescindibles en toda biblioteca infantil. La contemplación de la imagen estimula en el niño/a la capacidad de observación y expresión.

Los libros de imágenes ofrecen la ventaja de brindarnos, en cualquier momento, la contemplación en la clase, de multitud de facetas del medio natural, a las que de otro modo, sería imposible acceder.
Si, como hemos dicho, de la contemplación de las imágenes se deriva la necesidad de expresión, llegamos a la conclusión de que este tipo de libros contribuye la base de la prelectura escolar.
El niño/a, hasta alrededor de los 8 años, lee tanto o más en el dibujo que en el texto escrito.


· ACTIVIDADES PARA REALIZAR A PARTIR DEL CUENTO.

El cuento aparece dentro del marco escolar, como uno de los principales motivadores para realizar una serie de actividades. Se puede utilizar como elemento motivador para conseguir los objetivos de un centro de interés.
Algunas actividades para realizar a partir del cuento serían:

· Actividades de lenguaje.
· Desarrollo del lenguaje oral a partir de un diálogo sobre el cuento.
· Analizar el vocabulario que aparece:

o Familia de palabras.
o Significado de las palabras.
o Partes del objeto que tratamos (nombres de esas partes).
o Material del que está hecho: colores, formas,...
o Transformaciones (teniendo en cuenta el aspecto significativo).
o Fonética: sonidos más difíciles de pronunciar.
· Comprensión de los sucesos decisivos del cuento
· Descubrir personajes y paisajes del cuento
· Distinguir las acciones que llevan a cabo los personajes.
· Secuenciar las acciones ordenadamente.
· Experimentar con modulaciones de voz diferente para cada personaje.
· Comparaciones cualitativas de los personajes.
· Inventar otro cuento con el personaje central.
· Trabajar la expresión corporal a través de los macromovimientos.
· Actividades de psicomotricidad.
· Dramatización de determinados personajes.
· Dramatización completa de todo el cuento.
· Realizar órdenes espaciales que nos da un personaje del cuento.
Actividades plásticas.
o Dibujar los personajes del cuento.
o Realizar marionetas sobre el cuento.
o Construir un escenario para dramatizar el cuento.
o Modelar los personajes con plastilina o barro,...